· 

Emprendedores de impacto mundial

Junto a esta alegría colectiva, se abrió la discusión sobre las urgencias del país en materia

de apoyo al emprendimiento. Si queremos que Chile sea visto como un lugar para emprender y

también un trampolín-convicción que venimos empujando en Endeavor desde hace ya 20 años-,

debemos poner las fuerzas en tres temas principales: financiamiento, internacionalización y

transformación digital.

 

Lo primero es entender el papel que juega el emprendimiento de alto impacto y la

innovación en el país. Si a los emprendedores les va bien, generan más recursos, contratan más

gente y crean un círculo virtuoso impactando inmediatamente a nivel país. Entendiendo su poder

para acelerar las economías de los países, no podemos negarnos a avanzar en estos puntos.

 

En materia de financiamiento, tenemos la necesidad y la urgencia de tener un mayor

número de buenos inversionistas, potenciando el rol de los Venture Capital, sumando a los Family

Offices y generando políticas públicas que atraigan fondos internacionales.

 

Y no sólo por los fondos, sino por la expertise. Necesitamos más smart money, más fondos

dispuestos a no sólo invertir dinero sino también horas y esfuerzo, a compartir su conocimiento

asesorando y trabajando codo a codo con los emprendedores. La evidencia mundial demuestra

que solo así se logra el despegue de emprendedores.

 

Lo anterior está directamente relacionado con la necesaria internacionalización. Los

emprendimientos exitosos lo son cuando son capaces de replicarse a través del mundo, como,

nuevamente nos muestra Cornershop y su salida a México. Invitamos a los emprendedores a

pensar en grande, integrando en su modelo la expansión desde un inicio. A medida que más

emprendimientos nacionales lideren en el mundo podremos visibilizar nuestro ecosistema,

atrayendo así a nuevos inversionistas.

 

Finalmente, debemos estar preparados para la revolución tecnológica, donde son los

emprendedores quienes tienen los conocimientos y servicios necesarios para desarrollar

soluciones capaces de acercar industrias tradicionales a la transformación digital.

 

En esta vereda, Cornershop marcó un real precedente, al ofrecer a sus clientes no sólo la

compra de productos, sino más bien la posibilidad de tener más tiempo para aprovecharlo en lo

que ellos quieran. Conectaron una necesidad con la tecnología.

 

Avanzando en estos puntos lograremos que el emprendimiento cada día sea más

transversal y que todo aquel con una idea de negocio pueda disponer de masivo apoyo público y

privado. Somos un país de emprendedores, ahora tenemos que trabajar para ser un país de

emprendedores de alto impacto mundial.

Escribir comentario

Comentarios: 0