· 

Los 5 consejos para un buen storytelling

El storytelling es uno de los términos que más se ha utilizado en los últimos años en el

mundo del marketing y la creación de contenidos, pero realmente ¿qué es?

Y qué se debe tener en cuenta para que sea útil. El arte de contar historias es la forma en

que los seres humanos se relacionan entre sí, y la forma en que una empresa se relaciona con sus

clientes y públicos objetivos. Cada contenido de marketing creado está destinado a construir y

fortalecer aún más las relaciones con los clientes.

 

Nuestro experto en marketing digital destaca consejos para desarrollar una buena

estrategia de Storytelling:

 

1. Define tu audiencia.

 

La primera tarea por realizar es investigar sobre el público objetivo. Averigua cómo

piensa, cuáles son sus intereses, preocupaciones, miedos, anhelos, aspiraciones y necesidades en

este momento. De esta manera podrás afinar el argumento de tu historia para captar su interés y

empatizar con tu audiencia.

 

2. Las buenas historias son sobre desafíos o conflictos.

 

Sin estos elementos, las historias no son muy interesantes, deben transmitir un mensaje y

una evolución del personaje al principio y al final del relato. Comienza con una persona y su

misión, e intensifica el interés añadiendo descripciones de tiempo, lugar y emociones que

intervienen durante la narración. La historia tiene que tener una introducción, nudo y desenlace.

El final es el punto más importante. Este es el mensaje que se debe transmitir, y el que perdurará

entre el público objetivo. nada ponte a investigar sobre el público objetivo con el que quieres

conectar.

 

3. Determina qué tipo de héroe encarnara los valores de la marca

 

Identifica con que valores la marca es percibida y represéntalos a lo largo del camino que

recorre tu personaje para alcanzar su objetivo. Así te será más fácil saber qué ideas y valores

representar en el relato. Toda historia ha de tener como mínimo un personaje para que nos

importe lo que sucede en el relato que se nos plantea. No muestres a tu empresa o marca como

protagonista de la historia sino como parte del contexto donde tiene lugar el relato. El

protagonista debe ser un personaje anónimo con el que el público pueda empatizar.

 

4. Intensificar la historia con lenguaje emocional.

 

Utiliza metáforas, modismos y parábolas que tengan asociaciones emocionales. Plantea la

resolución de la historia de forma que la percepción y asociación de la marca con esa narración sea

positiva. Cuanto más vulnerable parezca, más humano resultará.

Es decir, tendemos a sentir mayor conexión emocional con personajes anónimos cuyas

luchas o misiones revelan su verdadera autenticidad en torno a temas que nos resultan conocidos

por experiencia propia como el amor, la esperanza, el miedo, la aventura, el esfuerzo o la lucha

por los sueños.

 

5. El héroe no es la marca.

 

Las historias enseñan. El storytelling es la manera más efectiva de transmitir valores que

se identifiquen con sus clientes. Pero se suele caer en el error de posicionar a la marca como eje

central del relato, olvidando a la audiencia. El público objetivo es el héroe, que a través del vínculo

con la marca logra solucionar su problema o inquietud.

El Storytelling es una de las mejores técnicas para que las empresas se relacionen con sus

clientes de una manera más humana y emocional".

Escribir comentario

Comentarios: 0